sábado, 31 de diciembre de 2011

Bellas declaramos esta palabra para sus vidas en este 2012

Isaías 54

 1 «Tú, mujer estéril que nunca has dado a luz, 
      ¡grita de alegría! 
   Tú, que nunca tuviste dolores de parto, 
      ¡prorrumpe en canciones y grita con júbilo! 
   Porque más hijos que la casada 
      tendrá la desamparada —dice el Señor—. 
2 Ensancha el espacio de tu carpa, 
      y despliega las cortinas de tu morada. 
   ¡No te limites! 
      Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas. 
3 Porque a derecha y a izquierda te extenderás; 
      tu descendencia desalojará naciones, 
      y poblará ciudades desoladas.
   4 »No temas, 
      porque no serás avergonzada. 
   No te turbes, 
      porque no serás humillada. 
   Olvidarás la vergüenza de tu juventud, 
      y no recordarás más el oprobio de tu viudez. 
5 Porque el que te hizo es tu esposo; 
      su *nombre es el Señor *Todopoderoso. 
   Tu Redentor es el *Santo de Israel; 
      ¡Dios de toda la tierra es su nombre! 
6 El Señor te llamará 
      como a esposa abandonada; 
   como a mujer angustiada de espíritu, 
      como a esposa que se casó joven 
      tan sólo para ser rechazada —dice tu Dios—. 
7 Te abandoné por un instante, 
      pero con profunda compasión 
      volveré a unirme contigo. 
8 Por un momento, en un arrebato de enojo, 
      escondí mi rostro de ti; 
   pero con amor eterno 
      te tendré compasión —dice el Señor, tu Redentor—.

   9 »Para mí es como en los días de Noé, 
      cuando juré que las aguas del diluvio[a] 
      no volverían a cubrir la tierra. 
   Así he jurado no enojarme más contigo, 
      ni volver a reprenderte. 
10 Aunque cambien de lugar las montañas 
      y se tambaleen las colinas, 
   no cambiará mi fiel amor por ti 
      ni vacilará mi *pacto de *paz, 
      —dice el Señor, que de ti se compadece—.

   11 »¡Mira tú, ciudad afligida, 
      atormentada y sin consuelo! 
   ¡Te afirmaré con turquesas,[b] 
      y te cimentaré con zafiros![c] 
12 Con rubíes construiré tus almenas, 
      con joyas brillantes tus *puertas, 
      y con piedras preciosas todos tus muros. 
13 El Señor mismo instruirá a todos tus hijos, 
      y grande será su *bienestar. 
14 Serás establecida en justicia; 
      lejos de ti estará la opresión, 
      y nada tendrás que temer; 
   el terror se apartará de ti, 
      y no se te acercará. 
15 Si alguien te ataca, 
      no será de mi parte; 
   cualquiera que te ataque 
      caerá ante ti.

   16 »Mira, yo he creado al herrero 
      que aviva las brasas del fuego 
      y forja armas para sus propios fines. 
   Yo también he creado al destructor 
      para que haga estragos. 
17 No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; 
      toda lengua que te acuse será refutada. 
   Ésta es la herencia de los siervos del Señor
      la *justicia que de mí procede —afirma el Señor—. 

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Lo que abarca el corazón de una mujer

El  corazón de una mujer está lleno de numerosas ideas, ordenadas o desordenadas. Sueños, anhelos, ideales, metas por cumplir o en muchos casos metas frustradas. Emociones, visiones,  sentimientos y hasta misterios difíciles de analizar. Existen muchos tipos de mujer, entre tanta variedad que Dios ha creado! Hay mujeres de corazón poético, de espíritu poético o más "dramático". Otras  idealizan,  prácticamente crean un culto al sentimiento,  a la ilusión y al percibir la realidad, se  ve expuesta a la desolación y pues llega a sentirse golpeada moralmente. Otras mujeres, no saben lo que ha pasado en sus corazones. No están al tanto que ha acontecido en sus vidas. Pero viven sumergidas en un desaliento que les limita a vivir en gozo. Viven para cumplir un deber, una obligación cotidiana, y esto crea en sus corazones amargura.
 
Muchas mujeres solteras, por ejemplo, no han sido realmente amadas se han enfrentado a cadenas desengaño tras desengaño, o bien desilusiones que quieran o no si dañan su corazón. Existen también mujeres con el corazón marcado por pesares, por desdichas, o maltratos, por lo tanto han cultivado dolor, rencor o venganza. Muchas otras se caracterizan por tener un corazón perdonador. Un espíritu generoso. Perdonan todo, a todos. Aún a quien les ha causado desgracia y desdicha. Guardan recuerdos de épocas que no volverán y para ellas es como si los recuerdos de esos tiempos pasados bastaran para poder vivir lo que resta de vida. 


En sentido general nosotras tendemos a tener un corazón bien soñador. Soñadoras! unas mas que otras, pero somos todas soñadoras.
 
Según  psicólogos y profesionales que estudian las características y diferencias del hombre y la mujer, dicen que nosotras tenemos un corazón, o  el espíritu esencialmente nervioso, que somos de temperamento exaltado. Las mujeres tendemos mas a saber con quienes debemos simpatizar y hasta de quienes debemos huir. Sabemos con quién ser indiferente, pero también a quien amar.
 
Se dice que tenemos cuatro épocas. Nuestra niñez donde vivimos quietud y sufrimos. La adolescencia donde soñamos y sufrimos. La juventud donde amamos y sufrimos. Y la vejez, en donde  comprendemos y sufrimos. Por lo tanto se dice también  que la vida de la mujer es sufrimiento. Se dice que realmente es de corazón my fuerte, para tanto que debe sobrellevar. 
 
Cuando la biblia menciona  el corazón no se está refiriendo a este músculo que está en el centro del pecho y que palpita día y noche,  se refiere al corazón del alma, al ser interior, el lugar donde se sientan nuestras emociones, los pensamientos, lo más profundo del ser, lo que mueve a pensar y a actuar, a tomar decisiones, a obrar. Es una referencia al espíritu del hombre, de la mujer, que gobierna todo lo que es. Eso es el corazón.
 
Cuando nosotras no hemos permitido que Jesús, quién es el salvador, entre en nuestro corazón y nos cambie o nos transforme por medio de su Espíritu Santo, nos dé el ADN de hijas de Dios, aún siendo “buenas personas”, provechosas o útiles para la sociedad, podemos decir que nuestro corazón está corrompido.

Marcos 7: 20-23
Luego agregó: "Lo que sale del hombre es lo que lo hace impuro. 
Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, 
los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino.
Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre".

Un corazón corrompido:
La naturaleza del hombre esta inclinada a la maldad y al pecado desde que nace. Todo lo que va en contra de la ley de Dios es lo que nos atrae y nos mueve a funcionar. Ese dominio pecaminoso en el corazón nos ha hecho revelarnos a Dios.
Génesis 6:5
Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Génesis 8:21
Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. 
Cuando nuestro corazón está corrompido le desobedecemos a Dios, non funcionamos bien sencillamente. 
“La sociedad no puede cambiar al hombre”, no puede cambiar a la mujer. Gran parte de la sociedad se ha dado cuenta que el hombre,  o la mujer no funciona bien. Como humanos tendemos al mal, y se ha buscado formas de lidiar con la conducta de la mujer, y cuando no ha podido ha tratado de legalizar la conducta de la mujer. El pecado del lesbianismo es aceptado como una conducta alterna, una conducta moderna, entre otros ejemplos.
Un corazón regenerado:
Las mujeres necesitamos la regeneración que solo Dios ofrece.
El Mundo, la sociedad, muchas filosofías, nos ofrecen una rehabilitación podríamos decir, pero meramente externa. Mientras que Dios se especializa en regenerar, en transformarnos internamente de una manera total por que el promete perfeccionar la buena obra que empezó en nosotras, por medio de su espíritu santo.
Dios prometió regeneración, prometió crear un nuevo corazón en nosotras.
2 corintios 2:14
Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
Cuando nuestro corazón ha sido regenerado necesita corrección en instrucción. A partir de aquí nuestro corazón debe estar atento a las palabras de Dios, guardar los mandamientos en el corazón.
 EL PECADOESTA ENCERRADO EN EL CORAZON, ES ALLI DONDE SIN QUERER GUARDAMOS CONTAMINACION, MALOS PENSAMIENTOS, ADULTERIOS, FORNICACIONES, HOMICIDIOS, ENGAÑO, LASCIVIA, ENVIDIA, SOBERBIA, INSENSATEZ.
Muchas veces creemos que nuestro corazón está bien, que realmente está “bien”.
Romanos 3 10
Como está escrito: 
    No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, 
    No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; 
    No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Lutero por ejemplo dijo “El corazón esta tan corrompido y tan depravado que dice que es bueno”. Si el corazón confía en sí mismo y se siente bueno, le engaña de tal manera que no puede ver la realidad…
Jeremías 17:9-10
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 
Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

El corazón es engañoso “más que todas las cosas”, y se jacta de la grandeza, de proezas, de bondad, y de religiosidad, y de santidad ante Dios. No nos engañemos a nosotras mismas!!!
Nuestro corazón necesita ser transformado:
Nuestro corazón no necesita modificaciones, es una transformación plena que necesita, no mejorías no arreglos, o remiendos, como decimos aquí en costa rica.
Cuando nos hemos vuelto a Dios realmente, tenemos un corazón que entonces si tiene vida, porque la ley de Dios es vida. Es aquí donde entonces tenemos un corazón que produce medicina a todo el cuerpo, porque la ley de Dios es medicina y sana nuestra vida.
Proverbios 3:7-9
No seas sabio en tu propia opinión; 
Teme a Jehová, y apártate del mal; 
Porque será medicina a tu cuerpo, 
Y refrigerio para tus huesos. 
Honra a Jehová con tus bienes,
Y con las primicias de todos tus frutos;

Un corazón que recibe instrucción de Dios, es un corazón del cual fluye la vida. De él mana las bendiciones para sí mismo y para quiénes la rodean.
Las mujeres siempre necesitamos y debemos guardar nuestro corazón. Por supuesto que si lo hemos atesorado en el está limpio.
Guardar es velar, proteger, defender, limpiar, estos medios nos los da Dios para mantener el corazón.
Podemos saber cómo está nuestro corazón si prestamos atención a lo que estamos produciendo.
Un consejo que le dio pablo a Timoteo fue “ten cuidado de ti mismo”!!! Debemos tener cuidarnos de nosotras mismas. La biblia, la palabra de DIOS, es nuestro espejo en el cual nos miramos para darnos cuenta de nuestro estado espiritual. Es allí donde nos miramos para ver la condición de nuestro corazón.
La condición de nuestro corazón determina nuestra vida!
Y es aquí donde queremos hacerte la siguiente pregunta. . .
Si tienes 20, 30,40 años.. . Sea cual sea tu edad, que has atesorado en tu corazón en estos años???
Y más importante aún, en que condición esta hoy tu corazón???
Proverbios 4: 24-27
Aparta de ti la perversidad de la boca, 
Y aleja de ti la iniquidad de los labios. 
Tus ojos miren lo recto, 
Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante. 
Examina la senda de tus pies, 
Y todos tus caminos sean rectos. 
No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; 
Aparta tu pie del mal. 

Este versículo anterior nos dota de una lista para mantener la condición de nuestro corazón. Es una lista diseñada para guiarnos “constantemente”, día a día!
Nuestro corazón necesita de Cristo:
Proverbios 4:18-19
Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, 
Que va en aumento hasta que el día es perfecto. 
El camino de los impíos es como la oscuridad; 
No saben en qué tropiezan. 

Nunca podremos cambiar, obedecer, tener vida real en el alma hasta que Cristo cambie nuestro ser! En el nuestro corazón de vuelve justo, vueltas a Jesús, a Cristo nuestro corazón entra en un proceso de verdadera plenitud.
Pidamos a Dios que nos redarguya de pecado para que nuestro corazón pueda ser limpio! La biblia describe claramente que David tenía un corazón conforme a Dios, por lo tanto NOSOTRAS somos mujeres llamadas a tener un corazón conforme al de DIOS!

jueves, 7 de abril de 2011

Dios nunca nos va bendecir las obras de la carne!!!!

Oraciones de rodillas "fervientes" y de meses y de meses seguidos de repetir, no pasan del techo muchas veces por que las obras de la carne nos estancan, nos bloquean, limitan la bendición la ayuda que tanto le pedimos a Dios.
El amor de Dios para nosotras y su misericordia nos seguirán todos los días de nuestra vida como menciona claramente el salmo 23:6  "Ciertamente el bien y la misercordia me seguirán todos los días de mi vida..." Pero además de las promesas de que sus misericordias se renuevan cada día Dios también tiene para nosotras plenitud, sobre abundantes bendiciones , detalles y regalos para nosotras. Sin embargo nos quedamos experimentando sus misericordias pudiendo disfrutar tanto mas que Dios nos puede , y nos quiere dar!

Muchas veces clamamos literal mente a Dios por que no prosperamos, por que vivimos estancamiento en x situación de nuestra vida, y le decimos a Dios " SR. pero tu me rescataste, y yo te busco, y yo te sirvo y yo te amo..." Hoy seria bueno que tomemos en cuenta que ciertas obras de la carne que tenemos guardadas todavía son las razón por la que no vemos la totalidad de la gloria de Dios, su bendición en ciertas áreas o circunstancias de nuestra vida.

En Dios vivimos un proceso... Nuestra alma va siendo prosperada poco a poco. Sanamos y trabajamos nuestra vida con Dios al ritmo en que disponemos una actitud correcta para que el opere. Pero algunas veces alargamos ese proceso de sanidad, para ser libre o recibir esa bendición o respuesta a un anhelo o necesidad, obstruimos el camino por obras de la carne que seguimos cargando tal vez por mucho tiempo.
Cuando mencionamos las obras de la carne pensamos en el pecado del que Dios tal vez nos saco; O pensamos en cosas "drásticas" para la sociedad como el adulterio, las drogas, la fornicación. Lo verdadero es que no solo los delitos... que una hija de Dios no comete... No son las únicas obras de la carne.
Gálatas 6:19 Menciona una lista de cosas, actitudes, sentimientos y acciones que Dios considera las obras de la carne... Y es que aun las cosas mas "simples" están incluidas en esa lista: la ira, en enojo, la murmuración, la envidia " de la buena", las mentiras "blancas" o "piadosas", las "chichas", las cosas que erróneamente clasificamos en un nivel "no tan malo" también son pecado.... Y son esas cosas "simples"las que obstruyen que obtengamos mas que las plenas misericordias de Dios, también el cumplimienmto de las bellas promesas que hay de parte de el para nosotras.

El optar por cosas simples.. aveces puede volvernos la vida mas compleja de lo que debe ser, innecesaria mente!


jueves, 31 de marzo de 2011

Optemos por querernos a nosotras mismas!!!

La autoestima es la opinión que tenemos de nosotras mismas. La confianza en nosotras mismas, respeto por una misma.

Encontré en un libro el termino valía para definir la autoestima, y les comento que me gusto mucho por ser mas directo, mas concreto. Nuestra autoestima puede aumentar o puede disminuir, pero lo que realmente valemos jamas cambiara.

Debemos fijarnos en lo bueno que hay en nosotras, mantener nuestra personalidad. Aprender a agradarnos con todo!. Por supuesto siempre tendremos la libertad de elegir lo incorrecto, es decir, fijarnos en las opiniones de los demás, no hacer nada para mejorar y ser hipercrítica con nuestros defectos.

El espejo real de nuestra valía refleja nuestro verdadero ser, es interno y es creado por la consciencia y conocimiento que tengamos en nosotras mismas, en nuestro potencial.

Chicas, mantengamos e incrementemos nuestra valía propia, la buena autoestima es una elección de día a día!



 

martes, 29 de marzo de 2011

Es una realidad!!!

Aunque formalmente existe la igualdad entre la mujer y el hombre socialmente, en cuestión de práctica no es real!
Estadísticas dicen que 1 de 3 mujeres serán agredidas, discriminadas o explotadas laboral, corporal, social o cultural mente, solo en lo que resta del siglo XXI.
La igualdad y equidad de género debe cruzar por el aspecto cultural!!! Es un paradigma mental equívoco que debe romperse en esta y futuras generaciones hasta lograr el verdadero respeto por y hacia el valor de la mujer.




Si logramos una sociedad más equitativa, logramos también más bienestar común!

viernes, 25 de marzo de 2011

Fui tentada y NO resisti...! Aushh!!

La perseverancia en Dios, además de tratar de la espera en Él, de la confianza en Él y en sus promesas, también trata de resistir en medio de la tentaciòn.
Hay tentaciones de todo tipo, pero todas nos llevan al mismo camino, al pecado.
Esto es una realidad, y todas nosotras en muchas ocasiones hemos sido tentadas y no hemos resistido!

En 1.Corintios 10:13 dice:
        
No os ha sobrevenido ninguna tentaciòn que no sea humana.
Pero Dios es FIEL, que no os dejará ser tentados más de lo  podéis resistir, si no que dará también juntamente con la tentaciòn la salida para que podáis soportar.

1. No os ha sobrevenido ninguna tentaciòn que no sea humana:

Como decía al inicio Chicas, toda tentacion nos lleva al mismo punto, al pecado. La tentaciòn se presenta para mover nuestra "carne", nuestro "yo", nuestras emociones, nuestra humanidad.

2. Pero Dios es Fiel...

Cuando ya estamos en Dios, empezamos a conocerle y a experimentar su fidelidad aún más cuando resistimos. Por que resistir es ser obediente. Y la obediencia trae bendición. Cuando le obedecemos a Dios resistiendo a la tentaciòn es cuando más vemos su mano extendida a nuestro favor; Es cuando se nos es mas fácil ver su fidelidad.

3. Si no que dará también juntamente con la tentaciòn la salida para que podáis soportar.

"Todo problema tiene solución" dicen comúnmente. Y aún todo laberinto tiene mínimo una solución, una salida. De cuanto provecho puede ser para nosotros atesorar y aplicar la fe creyendo de verdad en que SI hay salida.

No hay prueba, ni tentaciòn mayor que el que vive en nosotras, en nosotras vive Cristo! Y de Él es de donde sacamos el carácter necesario para resistir.
Decir NO  a lo que sabemos que va contra Dios es obedecerle. Resistir y decir NO  o NO MÁS  a pruebas y tentaciones, o malas desiciones es mantenerse en obediencia; Y bien dice La Biblia, palabra de Dios que la obediencia trae Bendición. 




martes, 22 de marzo de 2011

Las Hijas de la Esperanza!

La esperanza tiene dos hijas, dice una frase popular! La ira y el coraje. La ira por las circunstancias, y el coraje que aparece para enfrentarlas. Muchas Mujeres acostumbran a tomar coraje de una buena conversación, de la letra de una canción, hasta de una vivencia planteada en una telenovela. La palabra de Dios puede darnos la mejor ración, la mejor cantidad de coraje, coraje correcto, coraje real, al final de cuentas, debemos buscar una esperanza real, Dios es esa esperanza verdadera.